• Icono social Instagram
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon

© 2023 by Grace Homecare. Proudly created with Wix.com

April 14, 2018

October 5, 2017

Please reload

Entradas recientes

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas destacadas

Tú puedes ser el Controlador Aéreo de tus Problemas. La Gestión Emocional.

January 13, 2018

 

Hace poco que hablaba con alguien de sus problemas y mientras conversábamos me la imaginaba haciendo malabarismos con varias piezas a la vez, vislumbrando la caída al suelo del show debido a la complejidad de la maniobra para mantener en el aire todas las cosas que le tenían preocupada. Durante mis 14 años de práctica clínica viendo una media de 50 pacientes al día he podido comprobar que nadie se diferencia por los problemas que tiene, y es que después de haber tratado a más de 100.000 pacientes puedo asegurar  que casi todas las personas se enfrentan a las mismas dificultades cotidianas un día sí y otro también: conflictos en el trabajo, discusiones familiares, desentendimientos con amigos, baches en las relaciones de pareja, achaques de salud, dificultades económicas… etc. Pero en lo que si nos diferenciamos es en la forma de enfrentarnos a estas adversidades. 

 

 

 

La Ansiedad y la Depresión son dos de los motivos de consulta más frecuentes en las consultas de Atención Primaria, y no crean que se llega a ellas de manera fortuita o por designio de nuestros genes. En la mayoría de las ocasiones son el desenlace de la mala gestión emocional  mantenida en el tiempo que acaba desgastando nuestra energía psíquica haciéndonos desembocar en la expresión física de síntomas en nuestro cuerpo: somatización. Taquicardia, sequedad de boca, alteración del apetito, temblor, estado de alerta exacerbado, irritabilidad, labilidad emocional… componen las manifestaciones más comunes de la ansiedad, el grito de nuestro cuerpo pidiendo auxilio. Pero también el estado de ánimo se ve afectado si mantenemos cotas ansiosas durante demasiado tiempo cayendo en estados de tristeza extrema e incapacitante, perdiendo incluso las ganas de hacer las cosas que antes tanto nos hacían disfrutar: depresión.

 

 

 

 

LA SEROTONINA

 

Si quieren una explicación más biológica déjenme que les presente a la Serotonina. Esta molécula sintetizada en la neurona cumple funciones diversas en nuestro organismo destacando su labor como Neurotransmisor, enviando señales entre las demás neuronas y mediando entre otras cosas por nuestro humor y estado anímico. A mi me gusta llamarla “Neurotransmisor del Buen Rollo”. Pero a veces la serotonina se gasta, cuando nos vemos sometidos a estrés, cuando dañamos la calidad del sueño, comemos mal, nos preocupamos en exceso o nos enfrentamos negativamente a las contradicciones que nos topamos en la vida. Cuanto más tiempo practiquemos estos malos hábitos más serotonina consumiremos llegando a estar en situaciones de déficit serotoninérgico que pueden desarrollar síntomas de ansiedad y depresión en nuestro cuerpo. Es por esto, que la primera línea de fármacos indicados para tratar la ansiedad y la depresión busca exactamente elevar los niveles de serotonina circulante  en el cerebro (Inhibidores Selectivos de la Recaptación de Serotonina, ISRS.) , como la fluoxetina, la paroxetina o el escitalopram.

 

 

 

 

EL CONTROLADOR AÉREO: UN BUEN EJEMPLO.

 

Hablemos ahora de la aviación! Hace un par de años descubrí una aplicación para smartphones que permitía conocer qué aviones se encontraban aproximándose a un aeropuerto determinado. En la pantalla del móvil podía observarse el frenético tráfico aéreo del planeta y miles de puntitos pululaban al rededor de los diferentes destinos. Eso me hizo pensar en los Controladores Aéreos, una profesión singular que requiere de complejas aptitudes para conseguir poner orden en el caos del cielo. El trabajo de un Controlador consiste básicamente en ordenar el tráfico de los vuelos que se le encomiendan para alinearlos  rumbo al aeropuerto correspondiente y organizar así su aterrizaje. Para ello, establecen una jerarquía de prioridades teniendo en cuenta rutas, tamaño de la aeronave, pasaje, cantidad de combustible disponible, y muchos otros factores que le invitan a confeccionar un orden muy concreto para que todos tomen tierra sin correr riesgos. Qué pasaría si un Controlador pretendiera que todos aterrizaran a la ves? Y si organizara la entrada en la pista simplemente por el orden de llegada? Si no tuviera en cuenta el combustible de cada aeronave? Si demorara sus decisiones para pensárselo mejor? si se ausentara de su puesto súbitamente y sin ser sustituido?

 

Lo mismo pasa con los problemas. Al igual que el Controlador Aéreo, nosotros no decidimos habitualmente que dificultades nos vamos a encontrar en nuestra vida y en ocasiones nos encontramos rodeados por múltiples situaciones que nos preocupan, volando alrededor de nuestra mente como aviones que quieren aterrizar. Pretender arreglarlos todos a la vez suele ser tan inviable como que los aviones aterricen sin orden, y dejarlos en espera tampoco es una solución. Mientras esos conflictos sigan en el aire corres  el riesgo de que vayan a peor, pero indiscutiblemente conseguirás que minen tu energía psíquica estando pendiente de todos esos casos sin resolver. Establece un orden, prioriza que debes atender con mayor celeridad, y ten en cuenta las dimensiones del problema, su inminencia, la capacidad de complicarse si no lo abordas con prontitud, el estado emocional en el que te encuentras, el tiempo del que dispones, los conocimientos sobre el tema, segundas opiniones, personas que te puedan ayudar… porque aunque probablemente no elegiste que los problemas surgieran si puedes decidir como te vas a enfrentar a ellos.

 

De uno en uno se van alineando, siguiendo un orden preciso, no perfecto, y comienzas el abordaje de cada uno de esas cuestiones concentrando toda tu mente en el que está a punto de aterrizar.  Puede que no resuelvas todas las dificultades pero tomarás el control de tus emociones decidiendo de qué y cuando te vas a preocupar. Una gestión consciente y responsable que te convertirá en el Controlador Aéreo de tus problemas, ahorrando el consumo de serotonina y evitando que tu cuerpo y tu mente se desborde. Porque gestionar las emociones es una cuestión de autoconsciencia, planificación y cumplimiento de objetivos programados. No te preocupes si quedan cosas sin resolver, el juego continua y nunca se trató de que todo saliera a la perfección, la gestión de las emociones es justo eso: gestión, y no resolución.

 

 

"Nadie busca personas infalibles pero si gente empoderada que es dueña de sus emociones."

 

 

 

Si te sientes estresado, abrumado por los problemas del día a día, y has comenzado a sentir síntomas desagradables no dudes en consultar conmigo online en www.doctorflorido.com

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos